MARIA EN PIE DE LUCHA

YA LO HABIA DICHO EN LA ULTIMA ENTRADA, PERO VUELVO A REPETIR, LES ESPERO EN:


MARIA EN PIE DE LUCHA


http://mariaenpiedelucha.blogspot.com


ESTOY EN ESTE NUEVO BLOG, DESDE FINALES DE AÑO. ESTAN INVITADOS A VISITARME Y SEGUIRME EN EL NUEVO BLOG. ESTE BLOG DE IMPRESIONES QUEDA INACTIVO.

miércoles, 26 de mayo de 2010

PANCHA Y ROMEO ( MIS MASCOTAS)

PANCHA Y ROMEO
Cuento sobre mis Mascotas- María Jesús
Para Cambiar de tema, publico un Cuento que ya llevaba escrito mucho tiempo, pero estaba esperando a poder tener unas Fotos reales de Pancha y Romeo; como tardan en llegar, porque no nos ponemos de acuerdo para quedar la persona que puede pasarmelas del movil al ordenador, en buena parte por sus quehaceres y los mios, pues reproduzco ahora el cuento y cuando tenga las imágenes auténticas de los protagonistas los presento en Sociedad jejeje. Se lo dedico especialmente a Jessica para que se recupere del todo de su salud, ...pero como todas las Entradas, ésta también es para tod@s l@s Amig@s Blogger@s que pasan por aquí....

Pancha es una tortuguita fuera de lo común, incansable, inquieta,…cuando no está limpiando su casita, está haciendo flexiones agarrada a la plataforma del césped como queriendo crecer y cuando no bailando de un lado a otro ó encaramada a la depuradora del agua de un pie y moviendo el otro pie y mano como si hiciera ballet…a veces se mete entre el calentador y la pared de cristal y se queda ahí encajonada ó del esfuerzo de auparse se da la vuelta panza arriba y luego ve las estrellas para recuperar su posición normal y se lía a pataletas hasta que la veo y la doy la vuelta de nuevo…en fin, un torbellino…

Romeo es un periquito muy simpático y le gusta mucho cantar, con cualquier tipo de música, se diría que además las entiende, porque se exalta especialmente con la canción protesta, la música marchosa y la canción romántica de despecho…me gustaría tener una cámara de video para grabarle, porque a veces es graciosísimo…Pero también es muy miedica, la da miedo hasta un simple juguete, prepara unas…algún día se va a desplumar del todo; también es muy curioso, se queda media hora mirando como baja la persiana hasta abajo… Pancha de vez en cuando se va para el lado de la tortuguera que cae frente a Romeo, para mirarle mejor, pues siente admiración por sus movimientos cuando canta y baila a su manera e intenta llamarle la atención levantando una manita y pegándola al cristal…pero Romeo ni caso, como si no fuera con él, aunque a veces se queda mirándola expectante como si pensara: “ ¿pero que hace, subida de una pata al aparato negro y moviéndose como si hiciera ballet,…? , jaja, ¡bueno yo a lo mío que es cantar!” Cuando murió la compañerita de Romeo, Julieta, aunque él seguía cantando para ella como si le cantara a un espíritu, pues la dueña ( es decir, la que escribe) le ponía por las noches cerca de Pancha para que no se sintiera tan solito, pero le debía de asustar más bien los movimientos de Pancha, porque al día siguiente, aparecía la casita de Romeo como si se hubiera peleado con alguien y la casita de Pancha con unas cuantas plumas de Romeo que Pancha se afanaba en barrer con sus manos hacia un lado y otro, así que la dueña no volvió a ponerles cerca no fuera que Romeo se desplumara del todo y Pancha se ahogara con tanta pluma. Tanto miedo le daba a Romeo la presencia de Pancha, que cuando la dueña la sacaba a la terraza para tomar el sol y saludar a Romeo que estaba por allí volando, Romeo salía huyendo como de un fantasma, es más se diría que en sus trinos de replica dijera: “No, retira a esa cosa de mí…, no la acerques”…y resignada la dueña tenia que volver a meter a Pancha para la tortuguera… Hasta que un día, pasó lo que no se esperaba nadie,…en medio de la noche todo tembló, aunque por suerte se quedó en un terremoto sin más importancia. Romeo no sabía como abrir la puerta de su casita a pesar de que a veces había intentado subir con el pico una de las puertas,…y Pancha no podía salir de la tortuguera por muchos esfuerzos que hiciera por auparse, la salida quedaba muy alta y como si se hubieran puesto de acuerdo por una vez, Romeo empezó a cantar hasta quedarse casi afónico y al mismo tiempo Pancha armó una de sus pataletas revolucionarias, dando patadas y manotazos a la vez en el cristal, en espera de que la dueña se despertara y los socorriera, tanto es así que Pancha se dio la vuelta y se quedó panza arriba sin ser capaz de voltearse de nuevo, desesperada pensando que se iba a morir en esa postura y Romeo angustiado porque la dueña no acudía y él no podía salir a socorrer a su nueva compañera por mucho miedo que le diera, le daba mucha penita… Al final entre los ruidos y el temblor de cama, se despertó la dueña, pensando que eran los ruidosos vecinos, aunque luego comprobó que se habían caído muchas cosas para ser los vecinos y la cama ¿Por qué parecía moverse…?, se levantó, se puso las zapatillas a medias y salió a ver que pasaba, …con el miedo de que hubiera entrado algún caco en casa y por eso todo estuviera “manga por hombro” y enseguida reparó en el stress de Romeo y en Pancha dando golpes por toda la tortuguera , así que dedujo que había pasado algo mucho más grave y se acercó a sus amigos Romeo y Pancha, abrió de paso la puerta de la casita de Romeo y este salio volando raudo a ver a Pancha, y enseguida la dueña dio la vuelta a Pancha y la sacó de allí con la mano, acariciándola para calmarla del susto, algo que Pancha agradeció aliviada, luego cogío las llaves y el móvil y se dispuso a salir a la calle con Romeo y Pancha por si acaso había alguna replica del terremoto, pero he aquí el diálogo que se desarrolló entre Pancha y Romeo y viceversa: R- “¡Ainsss pa haberse mataó!” P- “¡Ándale , no exageres, miedica, bueno que ¿ya no te doy miedo…supongo…?!, ¡anda súbete encima de mi caparazón para salir de aquí, porque si sales volando desbocao, igual te das un trastazo con la pared y el que se mata eres tú…!, con una condición, eh ¡no vayas a hacer la gracia de picarme en la cabeza, las caricias déjalas para la dueña…! R- “¡okey, okey…! Ya…” A partir de ese momento, Romeo y Pancha se hicieron amigos incondicionales e hicieron un pacto: cuando a Romeo no le saliera la voz por el riesgo de tragarse sus propias plumas en el acto de acicalarse,…Pancha patalearía con todas sus fuerzas en el cristal para que la dueña la oyera y acudiera a socorrer a Romeo y cuando Pancha lo pasara mal por haberse dado la vuelta y no poder dársela de nuevo, Romeo cantaría como un loco desenfrenado para que la dueña le oyera y acudiera en auxilio de Pancha. De todas formas, Pancha llegó a conseguir subirse ella solita a la plataforma del césped y de ahí salir afuera –para algo tenían que servir los ejercicios de Ninja – y Romeo de tanto ensayar aprendió a levantar la puerta con el pico y salir volando y a decir claramente algunas palabras de Emergencia: Socorro, Auxilio…y otras no tan urgentes como Joder y Carajo…que todo hay que decirlo. Y cuando Pancha salía a la terraza, Romeo ya no salía huyendo sino que se acercaba a ella a cantarla sus bellas melodías y otras veces también se escapaba de su casa e iba a posarse en la cristalera superior de la casa de Pancha para saludarla y mirarla mientras bailaba, Romeo cantaba y Pancha bailaba al ritmo de los trinos de Romeo, bueno ó algo parecido a bailar…hacían muy buen equipo…

* Las imágenes como he dicho antes no son las auténticas de Pancha y Romeo, pero sirven para ilustrar el cuento. Cuando tenga las verdaderas, si me permite el blog, las cambio.

6 comentarios:

MORGANA dijo...

Un millón de gracias Mariaje...volveré pronto.
Besos

mariaje15 dijo...

Un millón de Besos Morgana, para que así sea...
BESOS

disancor dijo...

Bueno, al menos, se hicieron buenos amigos Pancha y Romeo. Un cuento muy simpático.
Un abrazo.

mariaje15 dijo...

Muchas Gracias Disancor, iba a haber sacado una enseñanza del cuento pero prefiero que cada lector/a saque la suya propia...
Un Abrazo

*.Jessica.* dijo...

Que bello esta el cuento y que lindas tus mascotas, me encanto leerlo en esta noche que ando sin sueño es que mañana tengo dia de hospital y me desvelo, besitos y gracias tqm que dios tebendiga

mariaje15 dijo...

Muchas Gracias Jessica, me Alegra te haya Gustado el Cuento y las Mascotas, te lo puedes llevar eh! a tu Blog ó simplemente a tu PC para leerlo siempre que quieras; siento que tengas insomnio, aunque entiendo los nervios por tener que ir al Hospital al día siguiente, yo también pasé unas cuantas veces por los Hospitales sobre todo cuando era chica...y entiendo perfectamente como se siente una, ¡Muchos Animos que todo va a salir Bien ya verás, ya me contarás Guapa! Muchos Besitos